BLOG

Si quieres aprender sobre el zero waste y estar al día sobre novedades relacionadas con la contaminación plástica que sufre nuestro planeta, este es tu espacio. 


Reciclar el plástico es una tarea muy costosa, además de una tarea muy complicada de realizar, ya que no todo el plástico puede reciclarse. Tenemos hasta 7 tipos de plástico y cada uno de ellos tiene una serie de dificultades o facilidades para reciclarse.





Como vemos, la mayoría de los plásticos són de difícil reciclabilidad. Pero es que además el plástico cuando se recicla pierde propiedades y calidad. Por lo que una botella de plástico PET nunca podrá llegar a convertirse en la misma botella de plástico que fué una vez, sólo podrá convertirse en otro producto de plástico de inferior calidad.


En España Ecoembes decide qué plásticos se consideran reciclables y cuáles no, por lo que hay muchos plásticos como los envases de yogures, tapones de plástico, tubos de pasta de dientes, botellas de plástico no transparentes,etc. que aquí en España directamente no se consideran como reciclables (aunque realmente podrían reciclarse). Si quieres saber más sobre los engaños del reciclaje en España te animamos a leer este otro post: El falso mito sobre el reciclaje


Así pues, en España hay muchos residuos que no se consideran para su reciclaje aunque los ciudadanos los depositemos en el contenedor correspondiente. Pero y ¿dónde acaba todo lo que no se recicla?


Pues bien todo esto acabará en distintos destinos:


1. El primero de estos destinos será en vertederos. Los vertederos son grandes depósitos dónde se acumula indefinidamente los residuos que no se consideran reciclables. La finalidad de estas instalaciones es el almacenamiento de residuos, normalmente en la superficie, durante un tiempo indefinido bajo condiciones de seguridad y control, garantizando que no se produzca el deterioro del entorno evitando la contaminación del suelo y agua, la transmisión de enfermedades, la generación de sustancias peligrosas o un posible foco de incendios.

Imágen: EcologíaVerde


Esta es la teoría, pero en la práctica debemos saber que muchos de estos residuos que no se acaban reciclando pueden acabar en vertederos ilegales... Solo en España se estima que hay más de 1500 vertederos ilegales en la actualidad.


2. Otro de los destinos "legales" a los que acaban los residuos que no se reciclan son incinerados en plantas de valorización energética dónde se queman para crear energía, pero además de crear energía lo que ocurre es que se genera una gran contaminación en la atmosfera.... Quemar los residuos que no podemo reciclar no es para nada una solución!


3. Aunque otro de los destinos también es la exportación al extranjero. Además lo más grave es que se acostumbra a exportar todo aquello que las empresas recicladoras del país no pueden o no les sale a cuenta reciclar por su dificultad. Y se exporta a países más subdesarrollados como el sudeste asiático, países que no tienen una buena gestión de residuos y que óbviamente, no tendrán recursos para poder reciclar estos residuos que en países desarrolados como España hemos clasificado como no reciclables aquí...

Imagen: ABC - Vertedero ilegal en Indonesia


4. También algunos de estos residuos acaban quemados sin control en plantas de reciclaje. Se estima que ha habido alrededor de 350 incendios en plantas de reciclaje españolas. De estos incendios algunos se consideran intencionados ya que curiosamente sólo se queman los residuos y no la estructura del edificio.


5. Y finalmente pueden acabar perdidos en el medioambiente con las graves consecuencias ambientales que supone para los animales y para la naturaleza.


Por lo que la ´única solución a este desastre es reducir los residuos que generamos cada uno de nosotros....


Empieza a aplicar la regla de las 3 R's para ayudarnos a combatir este grave problema!

- Reducir

- Reutilizar

- Y sólo en último lugar, Reciclar.

6 visualizaciones0 comentarios

Nos los venden como los salvadores y como los sustitutos del malvado y contaminante plástico. Pero, ¿qué hay de verdad en todo esto?


Los bioplásticos no solucionan la contaminación por plásticos. Actualmente se están ofreciendo unos productos plásticos con el prefijo bio, pero no es nada más que una forma de greenwashing para seguir utilizando artículos de usar y tirar y que a la sociedad les parezca que son totalmente sostenibles y que no perjudican al medioambiente. Pero los bioplásticos son igual de perjudiciales que los plásticos convencionales, o incluso peores!



El plástico convencional


El plástico está compuesto por moléculas llamadas polímeros a las cuales se les añade diferentes aditivos que les dan sus propiedades y características. En el plástico convencional, la materia prima es el petroleo. Este plástico nunca desaparece, simplemente se fragmenta en partículas diminutas (microplásticos) bajo el efecto de los rayos del sol o de otras fuerzas, sin sufrir ninguna alteración en su composición química.


Los bioplásticos


Se llaman bioplásticos a los fabricados a base de polímeros naturales como son el almidón de patata o de maíz.


A pesar de que estos bioplásticos sean de origen vegetal, el uso de estos bioplásticos presentan, sin embargo, una serie de problemas graves que debemos tomar en consideración:


1. El hecho de que estos plásticos usen una base vegetal no quita para que también lleven aditivos cuyo impacto en el medio ambiente es preocupante, más cuando suelen acabar directamente en la tierra o el agua al biodegradarse.


2. Los bioplásticos solo se descomponen en condiciones industriales, ya que para ello necesitan unas condiciones especiales que no se encuentran al medio natural. El reciclaje del plástico convencional es ya de por sí muy complicado. Para que estos bioplásticos fueran convenientemente tratados haría falta poner en marcha una red de recogida y tratamiento especifica para ellos, es decir, plantas de reciclaje especializadas únicamente para bioplásticos, las cuales no existe en la actualidad. Por lo que estos bioplásticos serían un residuo peor que el plástico convencional ya que no pueden reciclarse (aún).


3. Estos plásticos a los que, generalmente, les damos un único uso consumen gran cantidad de tierra, agua y otros recursos necesarios para producir alimentos. Por lo que estaremos mientras una parte de la población se muere de hambre, el resto estaremos destinando plantaciones de maíz, patata, etc. para crear envases de un solo uso que se deaecharán al cabo de unos minutos de haberse usado.


4. Son caros y se fabrican a pequeña escala.


5. La industria presenta estos plásticos como biodegradables cuando no lo son, lo que conlleva engañar al consumidor y consecuentemente el fabricante y las autoridades se lavan las manos sobre la gestión que sus residuos generan.



Hay muchos tipos de bioplásticos, pero ninguno se degrada fácilmente en el medio marino. Sólo se degradan en condiciones industriales ya que necesitan procesos especiales; condiciones que no se dan en el medio natural ni en ninguna planta de reciclaje existente en la actualidad. Por lo tanto, causarán los mismos daños a la fauna marina que los plásticos convencionales, ya que se convertirán en micro(bio)plásticos.


Además, estos materiales no frenarán la producción y el consumo masivo de plásticos, e incrementarán el sobreconsumo de recursos naturales


Necesitamos un cambio real a nivel de sistema de producción y consumo ya que la mera sustitución de plásticos de un solo uso por otros materiales no será suficiente. Utilizar bioplásticos u otros productos de un solo uso sólo alimentará falsas soluciones que impedirán solucionar la crisis de contaminación por plásticos a la que nos enfrentamos.


La única solución a este problema es promover el uso de la regla de las 3 R's, reduciendo, usando materiales reutilizables para todo tipo de objetos, y reciclando en último lugar, para así acabar con la cultura del usar y tirar.




14 visualizaciones0 comentarios

Actualizado: 1 abr 2021

Las redes fantasma incluyen cualquier tipo de arte o equipo de pesca abandonado, perdido o desechado en el mar, el cual continúa haciendo la función por la que fueron creados; atrapar peces o cualquier otra forma de vida marina que encuentre a su paso.


Las redes fantasma son la forma más letal de plástico marino, ya que conlleva que mamíferos marinos, aves marinas, tortugas marinas y tiburones, acaben enredados o enmallados en ellas, sometiéndolos a una muerte lenta y dolorosa por agotamiento y asfixia.


Foto de WWF


A mar abierto, las redes de pesca fantasma pueden desplazarse a la deriva durante mucho tiempo, enredando a su paso todo tipo de vida marina.


La pesca fantasma menudo está vinculada a la pesca ilegal e incluye el uso de artes de pesca de baja calidad, a menudo compuestos de objetos y materiales plásticos que no se degradan.


Por si fuera poco, cuando estas redes fantasma se hunden, también perjudican los ecosistemas del fondo del mar como los arrecifes de coral, rompiéndolos y exponiéndolos a enfermedades e incluso bloqueando la luz solar que necesitan para vivir.


Una vez llegan a tierra, tampoco cesan sus graves efectos, en tierra contribuyen a la destrucción de hábitats vulnerables y también pueden causar enredos en animales terrestres.



Así bien, además de la pérdida de biodiversidad, estas redes fantasma también pueden llegar a afectar directamente a los humanos con el peligro que suponen estas artes de pesca para los barcos y para la seguridad de la navegación, ya que conllevan que las hélices de los barcos queden también enredadas provocando incluso accidentes.



Foto de WWF


No de menos importancia es, que las redes fantasma también contribuyen de manera importante a la crisis de la contaminación por plásticos en los océanos. La mayoría de las redes modernas están hechas de nailon u otros compuestos plásticos que pueden durar siglos. Está registrado que el 60 % de las especies de mamíferos marinos y el 50 % de aves marinas existentes en el mundo están afectadas por las redes fantasma.


Cada año terminan en nuestros océanos cerca de 8 millones de toneladas de basura plástica. De esta cantidad, se calcula que hasta un 10% provienen del sector pesquero.



Nosotros podemos ayudar colaborando con las actividades de voluntariado relacionadas con las limpiezas de playa, o evitando consumir el pescado que ha sido pescado con las formas de pesca con más impacto en el ecosistema (como la pesca de arrastre). ¡Mira siempre el etiquetado cuando consumas pescado!

6 visualizaciones0 comentarios